966234557 [email protected]

Windows 7 ha sido uno de los sistemas operativos más populares de la última década y se quedará sin soporte a partir de hoy 14 de enero, esto significa que aquellas personas o compañías que quieran seguir utilizándolo quedarán completamente vulnerables ante cualquier ataque.

Uno de cada cuatro ordenadores en el mundo, siguen utilizando Windows 7 y aunque ya hace un año Microsoft anuncio que el Sistema Operativo ya no recibiría soporte muchas son las personas que se resisten a actualizar a Windows 10 u otro de su preferencia y es que para muchos, ningún otro sistema llena sus expectativas.

Microsoft ya pasó por esto, pues hace varios años ocurrió lo mismo con Windows XP, dejaron de ofrecer soporte técnico, lo mismo sucede con Windows 7, pero este último ha tenido tanta aceptación, que pese a las muchas advertencias, los usuarios siguen prefiriéndolos, también ha ayudado la mala acogida que tuvo Windows 10 en un primer momentos.

¿Qué implicaciones traerá el que no haya soporte para Windows 7? Pues la computadora queda vulnerable a posibles virus, troyanos o ataques por parte de piratas informáticos y con el tiempo su progresiva desaparición del mercado, porque otras compañías dejarán de fabricar productos compatibles como ser navegadores, programas de edición, reproductores, etc.

Según datos recopilados en el 2019, más de la mitad de las computadoras de sobremesa o portátiles del mundo, tienen instalado Windows 10, pero un considerable 26,62 % siguen usando Windows 7. El resto lo componen los usuarios de ordenadores Mac con sistemas operativos de Apple, de Windows 8 y 8.1 (unos sistemas intermedios entre el 7 y el 10 que nunca gozaron de gran popularidad), Linux y un 2 % de usuarios que se resisten a abandonar Windows XP, pese a que Microsoft ya no ofrece apoyo para este software desde hace cinco años.