966234557 [email protected]

Compartir nuestras historias, proyectos, recuerdos o planes, a través de las redes sociales, se ha convertido en una parte muy importante de nuestro diario vivir, es muy importante tener cuidado con los datos que publicamos, aunque en general utilizamos este método para divertirnos o mostrar lo qué hacemos, a veces ingenuamente publicamos datos que pueden servirle a otros para saber mucho de nosotros o nuestra vida. Es por esto que el día de hoy te recomendaremos ciertas cosas que es mejor no difundas, que aunque te parezcan insignificantes pueden traerte grandes problemas.

1. Huellas digitales: Aunque parezca una simple foto, cualquier persona con los suficientes conocimientos, podría robar tus huellas a través de una simple fotografía, es común, ver fotografías de personas haciendo gestos con el pulgar levantado o el símbolo de paz, las que resultan ser las favoritas de los expertos en informática al momento de robar identidades.

2. Fecha de cumpleaños: No hay nada más común que recibir cientos de saludos nuestro día del cumpleaños, incluso si estos datos los tienes de forma privada, siempre habrá alguien que te felicite en tu cumpleaños, alguien que mencione cuántos años cumples, y de acá, hacer cuentas de tu año de nacimiento, es lo más sencillo para cualquier persona con malas intenciones, y si a esto, le añades que la mayoría de personas utilizan su fecha de cumpleaños como contraseña, verás que no es un dato nada insignificante.

3. Número de Teléfono: En los celulares solemos mantener mucha información personal, fotos, emails, números de tarjetas de crédito y contactos, razón por la que los expertos recomiendan no publicar tu número personal en redes sociales, porque los hackers pueden acceder a todos los datos, con el simple hecho de saber el número de teléfono que posees. Así que procura no dar tu número de teléfono en grupos, páginas en las que solicitas información de algún producto, o simplemente cuando lo dejas de manera pública, pues no querrás ser victima de ningún tipo de hackeo.

4. Fotos con tus hijos o con menores de edad: Es mejor que te limites a no colocar imágenes con tus hijos, en especial cuando estos tienen poca ropa (Como trajes de baño) pues cualquiera puede robar tus fotos e utilizarlas para otros fines, tampoco cuanto tus hijos estén con uniforme escolar o frente a tu casa, pues no solo les dices en qué escuela o colegio les tienes, si no añades también, el nivel económico que posees, sabiendo donde tus hijos estudian, cualquiera puede obtener información que los podría poner en peligro.

5. Tu destino Vacacional: Informar a través de las redes sociales, cuál será tu próximo lugar de vacaciones conlleva varios riesgos, por un lado, anuncias a los cuatro vientos que tu casa queda sola, además de que puedes anunciar a los ladrones del lugar hacia donde te diriges, incluso hay personas que colocan fotografías de su ticket corriendo el riesgo que cualquiera pueda averiguar la información que compartiste con la compañía de vuelo. Colocas en bandeja de plata información que puede perjudicarte.

6. Quejas de tu trabajo: Si tienes algún problema con las normas de la empresa en la que trabajas, con tu jefe o algún compañero, quejarte en las redes sociales puede no ser la forma más inteligente, no sabes si alguno de tus contactos puede compartirlo y así podrías poner en riesgo tu puesto de trabajo, recuerda que en las redes sociales no todas las personas que tienes añadidas son tus amigos, muchas veces no sabemos ni quienes son, ni cuando los añadimos, no sabes quien querrá hacerte daño. Muchas empresas han optado por monitorear a sus empleados en las redes sociales y cualquier comportamiento inapropiado puede ser motivo de despido.

7. Ubicación: Debes estar consciente que al publicar tu ubicación, o alguna fotografía que muestre el nombre del restaurante, el lugar donde estás con tu familia, donde pasas tu tiempo libre, compartes información a cualquier interesado en hacerte daño. Recuerda desactivar la localización de tu móvil, y no decir en que restaurante te encuentras, hacia donde te diriges, cual es tu rutina. Todos sabemos que a veces con solo entrar al perfil de una persona, sabemos completamente su vida, qué hace, donde vive, si desayunó o no, trata de no dar ningún dato que pueda ayudar a personas ajenas a averiguar lo que haces tú o tu familia.

Según la compañía de servicios financieros Barclays, el sharenting es una puerta para los fraudes en internet.

De acuerdo a la entidad, muchos padres están comprometiendo la futura seguridad financiera de sus hijos (y la suya propia) al compartir sin medida datos de los menores en la red. Recuerda que compartir no es repartir, puedes compartir cosas, sin necesidad de repartir todos tus datos personales.